31 may. 2011

Azul cobalto

Azul cobalto, tenía los ojos de azul cobalto. Es un azul diferente a los demás, un azul que penetra de una forma especial. Pero es que toda ella era especial.
Recuerdo su color de pelo, tan peculiar... Cambiaba dependiendo de la luz del sol. A veces daba la sensación de ser zanahoria, otras tenía un tono "pajizo" y otras, una mezcla de los dos.
Tenía pecas por todo el cuerpo, pequeñas pizquitas de canela adornando su blanca tez. Me encantaba contar las que tenía alrededor de la nariz, ella sonreía con esa expresión inocente de niña y luego me daba un beso en los labios. ¿Cómo no ibas a enamorarte de ella? Si tenía la palabra rompe-corazones escrita en la mirada.
Consiguió hechizarme a la primera carcajada, desde el primer día me caló hasta los huesos, me caló tan hondo que casi me dolía el corazón.
Me enamoró tanto que llegué a odiarla. Llegué a odiar la manera tan dulce que tenía de moverse, llegué a odiar la suavidad de sus manos, llegué a odiar el olor intenso que se impregnaba en sus muñecas, pero sobre todo lo que más llegué a odiar con todas mis fuerzas, fue esa forma tan propia que tenía de hacerme daño. Hizo que la detestara a cada momento, que detestara ese espíritu libre que la caracterizaba.
Aunque ya me había advertido. Me lo dijo la primera vez que la besé en la puerta de su casa tras acompañarla por la noche. No era chica de relaciones serias. Ni siquiera sé si era chica de relaciones. Pero, yo sé que me quería, con todas las ganas que se albergan en el alma de un adolescente prendido de su primer amor.

3 comentarios:

  1. Es normal "odiar" cuando hasta lo más bonito te hace daño, aunque... ¿Es de verdad odio?
    Un besito linda!!

    ResponderEliminar
  2. http://maipoison.deviantart.com/art/Sketch2-359491787

    Azul cobalto. Para la chica más linda del universo.

    ResponderEliminar